bat bot

Bat bot, ¡El primer murciélago robot! ¡WOW!

Este proyecto de murciélago robot está diseñado para emplearse en la industria de la construcción.

batbot

Su nombre es Bat Bot y es el primer murciélago robot. Lo ha diseñado un equipo de científicos de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign y del Instituto Tecnológico de California, Caltech (EE. UU.), cuya intención era que el robot emulara los movimientos de estos mamíferos debido a su flexible y única forma de volar, ya que las articulaciones en las alas de los murciélagos superan las dos docenas, lo que suponía todo un reto de ingeniería.

 

El prototipo, de apenas 90 gramos de peso, sería idóneo para emplear en zonas de desastre y en la delimitación de zonas de construcción, como por ejemplo, monitorear desde el aire el progreso de las obras. De hecho, el coautor del trabajo Seth Hutchinson afirma que habría sido estupendo haber podido contar con este robot volador cuando ocurrió el desastre de la central nuclear de Fukushima en Japón.

 

Bat Bot es un robot que vuela como un murciélago

“Siempre que veo a los murciélagos dar vueltas y poder aterrizar boca abajo, posándose en los sitios con movimientos y deformaciones tan elegantes, me hipnotizan”, explica Soon-Jo Chung, profesor de aeroespacio en el Instituto de Tecnología de California. Lo cierto es que ningún otro animal aterriza de esta manera.

 

El Bat Bot posee 9 articulaciones y mide alrededor de 20 centímetros de la cabeza a la cola. Sus alas, confeccionadas con una membrana de silicona, son súper delgadas y se extienden alrededor de 4,5 metros. Su flexible aleteo -de hasta 10 veces por segundo- actúa como un gran amplificador de potencia. Puede planear, girar y descender, entre otras maniobras.

Los investigadores necesitan agregarle cámaras, construir más murciélagos robots y obtener el permiso de las agencias federales para que puedan volar libremente, pero Hutchinson cree que estos bat bots podrían estar funcionando dentro de 5 años.

 

El proyecto ha tenido un coste de 1,5 millones de dólares y ha sido publicado en la revista Science Robotics.

Vía: Muy interesante